emb_paraguay
XV Cumbre de la Alba-TCP otorga apoyo absoluto al pueblo y gobierno Bolivariano + Declaración PDF Imprimir E-mail
Escrito por Correo del Orinoco   
Martes, 06 de Marzo de 2018 12:42

alba

Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP), demandaron el derecho de participación de Venezuela en la octava Cumbre de las Américas, eventos internacionales a realizarse el 13 y 14 de abril en Perú.

 

Rechazamos la exclusión de la hermana República Bolivariana de Venezuela y a su presidente Nicolás Maduro Moros de la Octava Cumbre de las Américas, pues consideramos que dicha cumbre debe ser un punto de encuentro para todos los estados del continente y un espacio donde todos podamos expresar nuestras ideas, alcanzar consensos, sentir y debatir, respetando nuestra diversidad, reza la declaración leída por  el secretario general del ALBA-TCP, David Choquehuanca.

 

En ese sentido, expresaron su desacuerdo “con el pronunciamiento de un grupo de países del continente, emitido el 13 de febrero de 2018 en Lima, Perú, que constituye una intromisión en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela”.

 

El bloque denunció los intentos por resucitar la Doctrina Moroe, así como la amenaza militar  de los llamados golpe militar contra el Gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

 

Asimismo, ratificaron el firme respaldo al presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, a su Gobierno y el proceso democrático que dirige.

 

“Reconocemos el derecho inalienable del pueblo venezolano a celebrar y participar en las elecciones legislativas a nivel nacional, estadal, municipal, conforme  a sus normas y procedimientos internos”, señala el documento.

 

A continuación texto íntegro de la Declaración:


Declaración de la XV Cumbre del ALBA-TCP, Caracas 5 de marzo de 2018

Los jefes de Estados y de gobierno de los países miembros, de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América, Tratado de Comercio de los Pueblos, nos reunimos en Caracas, inspirados en las ideas fundacionales del Comandante Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución Cubana y a 5 años de la partida física del comandante Hugo Chávez Frías cuyo pensamiento y obra encarna el ideal de integración latinoamericano y caribeño.

 

Reafirmamos los postulados de la proclama de América Latina y El Caribe como zona de paz, firmada por los jefes de Estado y de Gobierno, en la Segunda Cumbre de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), celebrada en La Habana los días 28 y 29 de enero de 2014.

 

Demandamos la estricta observancia de los propósitos y los principios de la Carta de Naciones Unidas y el Derecho Internacional, entre otros la solución pacífica de controversias y prohibición del uso de la amenazada, del uso de la fuerza, el respeto a la libre determinación a la soberanía, la integridad territorial y la no injerencia en asuntos internos de cada país.

 

Ratificamos la plena vigencia en el actual contexto de agresiones a los países progresistas de la región, de la declaración de ña XIV Cumbre de jefes de Estado y de gobierno del Alba-TCP el 5 de marzo de 2017.

 

Reiteramos la decisión de continuar impulsando la construcción de un nuevo orden internacional, justo e inclusivo, multicéntrico y pluripolar, en contraposición a las tendencias hegemónicas y unilaterales, con estricto respeto a los pueblos a las instituciones elegidas por ellos y a las diversas culturas que existen en nuestro planeta.

 

Denunciamos los intentos de resucitar la Doctrina Moroe, así como la amenaza militar de los llamados golpe militar contra el Gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

 

Destacamos la falta de autoridad moral de terceros estados para brindar lecciones en materia de democracia y derechos humanos a los países de la región y reclamamos respeto a la soberanía y libre determinación del pueblo venezolano.

 

Rechazamos la política intervencionista del secretario general de la Organización de Estados Americanos OEA, y de algunos países de esa organización, en contra de los países progresistas de la región.

 

Reiteramos nuestro compromiso con la unidad latinoamericana y caribeña en la búsqueda de un destino propio, independiente y soberano, sin tutelaje ni injerencias que afecten a nuestros pueblos en su desarrollo, reivindicamos nuestro pleno compromiso con los procesos de integración genuinamente latinoamericanos y caribeños como Celac, Un Asur, PetroCaribe, Caricom y el ALBA TCP para garantizar la soberanía, independencia, igualdad, y autodeterminación de nuestros pueblos.

 

Expresamos nuestro desacuerdo con el pronunciamiento de un grupo de países del continente, emitido el 13 de febrero de 2018 en Lima, Perú, que constituye una intromisión en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela.

 

Rechazamos la exclusión de la hermana República Bolivariana de Venezuela y a su presidente Nicolás Maduro Moros de la Octava Cumbre de las Américas, pues consideramos que dicha cumbre debe ser un punto de encuentro para todos los estados del continente y un espacio donde todos podamos expresar nuestras ideas, alcanzar consensos, sentir y debatir, respetando nuestra diversidad.

 

Exigimos respeto a la legalidad de la organización de la Cumbre de las Américas; en ese sentido demandamos el derecho de participación de Venezuela en la referida actividad y nos proponemos a ejercer medidas diplomáticas y políticas para garantizarla.

 

Exhortamos a la comunidad internacional a abstenerse de atender coerción de cualquier tipo en contra de la independencia política y de la integridad territorial de Venezuela como práctica incompatible con los principios de Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas y de la Proclama de América Latina y El Caribe como zona de paz.

 

Rechazamos las medidas coercitivas unilaterales y las sanciones impuestas contra la República Bolivariana de Venezuela que afectan la vida y el desarrollo del noble pueblo venezolano y el goce de sus derechos.

 

Renovamos nuestro firme respaldo al presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, a su Gobierno y el proceso democrático que dirige.

 

Reconocemos el derecho inalienable del pueblo venezolano a celebrar y participar en las elecciones legislativas a nivel nacional, estadal, municipal, conforme  a sus normas y procedimientos internos.

 

Respaldamos los esfuerzos de las autoridades del pueblo venezolano por encontrar por sí mismos las respuestas a sus desafíos políticos y económicos.

 

Repudiamos el avance de la corrupción política y económica en la región, manifestada por la creciente desigualdad en la distribución de la riqueza, la exclusión social de los sectores más humildes, la influencia financiera del gran capital en las campañas políticas, la fuga de capitales y el refugio seguro de políticos corruptos en terceros países que los acogen.

 

Reafirmamos la voluntad política en la lucha anticorrupción y en el cumplimiento de los compromisos internacionales en la materia al tiempo que hacemos un llamado a los países de la región para que emprendan o continúen profundizando el combate contra la corrupción contra la delincuencia transnacional y organizada a fin de garantizar el bienestar y el desarrollo de nuestros pueblos.

 

Reafirmamos la necesidad de fortalecer la Celac, como espacio privado para la concertación política en nuestra América declarado como zona de Paz en la II Cumbre de la Celac en La Habana.

 

Ratificamos los acuerdos de las cumbres de los jefes de Estado y de Gobierno de la Celac, al tiempo que ratificamos la Declaración de Punta Cana.

 

Manifestamos nuestro incondicional apoyo en el pronto ejercicio de la presidencia pro témpore de la Celac y la Unasur como mecanismos de diálogo para consolidar la integración de nuestra región.

 

Reiteramos el reclamo a la comunidad internacional para que levante de manera incondicional el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba, que por su estratégica historialidad afecta a todos los estados. Asimismo, condenamos todas las medidas de recrudecimiento del bloqueo y las recientes decisiones unilaterales del Gobierno de los Estados Unidos que afectan al pueblo cubano, a los ciudadanos estadounidenses y a las relaciones con Cuba en su conjunto.

 

Destacamos la voluntad del pueblo y Gobierno de Bolivia en la búsqueda pacífica de soluciones a través del derecho internacional, la negociación y el diálogo fructíferos a su enclaustramiento marítimos que afecta al integración regional e impide el desarrollo.

 

Felicitamos y saludamos al pueblo ecuatoriano por su participación en la consulta popular y el referéndum del 4 de febrero de 2018, así como por el mayoritario respaldo popular otorgado al presidente Lenin Moreno que ha permitido fortalecer la democracia.

 

Reiteramos nuestro invariable apoyo a los hermanos países caribeños, víctimas de devastadores fenómenos naturales y del cambio climático de tal forma que contribuyamos de manera activa a superar los estragos que provocaron.

 

Demandamos un tratamiento justo y diferenciado para los Estados caribeños. Reafirmamos nuestra solidaridad ante las medidas llamadas de graduación “laduación” y las acciones de países extraregionales contra varios países del Caribe, declarándolos jurisdicciones no cooperativas y nos unimos al reclamo de compensaciones por los horrores de la esclavitud y la trata.

 

Hacemos un llamado a las organizaciones sociales y políticas del continente a participar en foros y actividades de los movimientos sociales y fuerzas progresistas que se realizarán en el 2018.

 

Defendamos la unidad en la diversidad de nuestra América. Rechacemos las exclusiones vergonzosas y el intervencionismo. La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino.

 

Unámonos y seremos invencibles, Simón Bolívar.

Última actualización el Martes, 06 de Marzo de 2018 12:52
 

Otras Noticias

botones_tramites_consulares
Derechos_humanos_copia
unasur-logo
avn
fundayacucho